viernes, 16 de agosto de 2013

Persecución Policíaca


Vamos a romper el silencio de este blog, ya que a su hermanito le he dado un post esta semana.  Para que Chaos no se ponga celoso. (Si es como su madre, probablemente celoso ya está.)

Tenía pendiente contar una historia que nos pasó al mejor amigo y a mí hace un par de semanas.  Como alguna vez (creo) he mencionado, el mejor amigo y yo regresamos a casa por la misma ruta, así que tomamos el mismo transporte público hasta su casa y yo me bajo más adelante para tomar otra conexión.  Como últimamente he estado saliendo del trabajo bastante antes porque estoy en rehabilitación (¡Otro post es necesario para hablar de eso!) sólo estamos regresando juntos un par de días a la semana así que en esos días nos ponemos a chismosear bastante.

Habíamos ya entrado por la Av. Javier Prado, cuando de pronto notamos que el carro donde estábamos para en seco antes de terminar uno de los cruces.  Fue ahí recién que nosotros y los otros pasajeros notamos que algo sucedía.  Vimos que un poco más adelante de donde estábamos, se encontraba un patrullero.

Pensamos (correctamente) que nuestro transporte se había detenido por ello... pero luego, sucedió algo que no tenía mucho sentido. En vez de esperar a que los policía salieran del patrullero, nuestro transporte retrocedió un poco y volteó hacia la derecha, alejándose del patrullero.  La mayoría de personas se quedó en estado de shock. No sabíamos si se huía del patrullero o el carro estaba intentando cortar camino (evitando el tráfico) avanzando por la paralela.

Sin embargo, nuestras dudas se acabaron instantes después.  Al llegar a la paralela, en vez de avanzar, el carro entró en contra de la paralela (otra vuelta a la derecha) y empezó a retroceder.  Así mismo, apagó las luces.  Algunos de los pasajeros ya empezamos a ponernos nerviosos y algunos gritaron que los dejen bajar.  El chofer y el cobrador sólo decían "un ratito, un ratito."  Detrás de nosotros notamos al patrullero original, que había tardado en reaccionar pero ya nos seguía (también en contra.)

Nuestro "intrépido" chofer entonces volteó nuevamente hacia la derecha y tras obtener más velocidad, volvió a doblar a la derecha, ingresando de nuevo a la Javier Prado.  Ya allí, decidió acelerar lo más q pudo.  Fue en ese momento que yo ya estaba asustada, ya que empezó a cruzar calles sin importar la luz del semáforo con tal de alejarse del patrullero.  Otros dos patrulleros se habían unido a la persecución.  Algunos pasajeros ya le decían al chofer que se de por vencido.  Ninguno lo detenía físicamente, probablemente porque de hacerlo podría causarse un accidente dada la velocidad.  El mejor amigo estaba pálido y callado mientras yo empecé a temblar agarrada de su brazo. Yo sí estaba asustada. Más aún, cuando uno de los patrulleros parecía intentar golpear nuestro carro para detenerlo (y yo daba justo hacia esa ventana).

Mapita de la persecución
Mapita de la persecución, para que vean cuántas cuadras fueron :P

Finalmente, nos detuvo un semáforo... no porque nuestro transporte parara, sino porque habían varios carros antes que él que le cerraban el paso.  Antes de que nuestro chofer pudiera reaccionar, los patrulleros ya estaban alrededor de él, cuando cambió la luz a verde.  El cobrador empezó a devolvernos cabalmente lo que habíamos pagado de pasaje,  mientras el chofer (sin bajar) le rogaba a un policía que lo dejara irse.

Una vez salimos todos los pasajeros, el cobrador ingresó al bus y se rehusó a volver a abrir la puerta.  El chofer y él se encerraron efectivamente dentro, pese a los gritos de los policías.  Uno de los pasajeros indicó que le parecía haber visto a alguien huir con algo, pero ya no vi nada.  Yo estaba asustada e insistí en irnos.  El mejor amigo, calmadamente quería quedarse a ver que hacían los policías para sacarlos pero lo fui jalando de ahí. Entre que caminábamos hacia mi 2do paradero la adrenalina y el temor fueron disipándose.

Nunca supimos porque la reacción del chofer había sido tan viseral de huir como si no tuviera mañana.  ¿Tal vez el bus era robado?  ¿Estaba siendo buscado por la policía por ser parte de algún crimen? Busqué levemente la noticia al día siguiente pero no encontré nada al respecto.  Sólo me quedó dar gracias de que la persecución no había ocasionado un accidente mayor.

Auto en Velocidad
Una foto que tomé desde el carro, en la JavierPrado, pero no ese día XD
PD: El mejor amigo me sugirió agregar que la historia tuvo un final feliz... porque de ahí nos fuimos a comer Pasquales XD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntete libre de comentar al respecto :P Aunque si eres ofensivo de algún modo, no aprobaré el comentario U.U