lunes, 13 de febrero de 2012

Galletas en forma de ♥

Cuando era niña, recuerdo vívidamente preparar postres con mi madre. Los clásicos: pie de limón, pie de manzana, suspiros a la limeña... y un largo etcétera.  Incluso recuerdo una vez que preparamos helado XD Pero algo que no solíamos hacer mucho era galletas.  Había una receta en especial que utilizábamos muy de vez en cuando que se terminaba con grajeas, las galletas de la Tía Ida (tía de mi madre). Era de mis favoritas.  Sin embargo, a causa de que nuestro horno no era muy bueno dejamos de hacer culaquier clase de galleta.  La receta especial fue después inmortalizada por mi tía Mari, hermana de mi mamá, y ella tomó finalmente el nombre... se volvieron las galletas de la tía Mari.

Muchos años después, cuando yo ya era adulta y ganaba un sueldo "interesante", decidí comprar una cocina nueva para mi casa.  Obviamente, gran alegría generalizada.  Ahora el horno no era un problema... Tuvo que pasar algo más, sin embargo, para que empezara con las galletas de nuevo.  Una amiga cercana salió encinta y el primer trimestre lo pasó muy mal (nauseas por doquier) Investigando por Internet, descubrí que un remedio casero para ello es el kión (gengibre) y decidí aventurarme a hacer galletas de gengibre, aprovechando además que era época navideña.  Salieron... bastante bien.

Empecé entonces unas pequeñas tradiciones... galletas en San Valentín (o chocolates si no tengo tiempo XD), galletas en Navidad, galletas en algún momento especial del año :P  Para este momento, ya tengo unas 3 recetas bien claras: Avena, Gengibre y las clásicas de la Tía Ida. 

En fin, se preguntarán por qué decidí hablar de las galletas el día de hoy. ¿Será tal vez que he pasado tres horas preparándolas? Pues sí, aunque aún no las he contado, debo haber horneado unas 100 galletas en forma de corazón para entregar a mis amigos el martes, día de la Amistad.  Aunque San Valentín genera ciertos "bugs" en mi cabeza (de los que hablaré en la siguiente entrada, post-San Valentín) la idea de tomarse un momento en dar una sonrisa a aquellos que llamas amigos, puede ser altamente gratificante.

Para terminar, una foto de las galletas antes de entrar al horno.  Pese a que mi dieta me prohíbe comerlas... digamos que dadas las reacciones de mis familiares (que las probaron) han quedado bien.  Mañana (hoy) me encargaré de bañarlas en chocolate rosa :P... creo  Z.Z


2 comentarios:

  1. Galletas en forma de caracter unicode? Que y vas a la tienda y pides los moldes por numero Unicode?

    "Eh... tia, deme el molde U+3432" XD

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar al respecto :P Aunque si eres ofensivo de algún modo, no aprobaré el comentario U.U